Mis series de primavera


Mi lista de series por ver es inagotable, comienzo a ver una o dos y ya tengo otras 20 que esperan para ser vistas. Gracias a Dios que House lo veo en Cuatro y no tengo que estar bajándome y haciendo chanchullos raros, las otras 20 las veo online, me las pasan en DVD o me busco la vida no sé cómo para verlas.

ROMA

A Roma le tenía ganas desde que Cuatro la estrenó, pero no la vi a tiempo y el otro día comentando con una amiga, me dijo que ella tenía la primera temporada y que se estaba bajando la segunda. ¡Oh, la suerte me sonríe! Había oído que Roma era tremendamente gráfica, a veces excesivamente. Había oído que había mucho desnudo. Y hombre, hay alguna que otra escena que es un poco fuerte (demasiada sangre incluso para mí, niña de la generación de la cabeza cuadrada) pero no me parece que los desnudos sean algo que aparece en todas partes.

Lo que es exquisito de Roma es… Roma, la antigua Roma. ¿Os he dicho alguna vez que de haber nacido en otra época me hubiera gustado que fuera en la antigua Roma o en la antigua Grecia? Pues ya sabéis. La verdad es que me conozco mejor los mitos y leyendas de la época que la historia real, pero aún así, me la sé bastante por encima (no es mucho, pero ya es más que la mayoría de la gente, ¿no?) A lo que íbamos, el guión, el magnífico y absolutamente perfecto guión, no hablo de los guiones es sí, que están muy bien, los personajes cada uno muy en su estilo, bien analizados, humanos y muy hijos de puta, todos en algún que otro momento, me refiero a la gran sincronía de la estructura. Todo encaja a la perfección un puzzle hecho a medida, en el que ninguna escena sobra, donde no hay nada de más y cada diálogo es importante para algo que podría aparecer 10 capítulos más tarde.

Chapeu!

 

LOS SOPRANO

imdb la puntúa como 9.5/10 y había oído mil maravillas de ella, en el libro de “Cómo crear  una serie de televisión” no paraban de mencionar ejemplos sacados de esta serie. Y yo sin verla, en verano me bajé un par de episodios pero siempre me daba pereza empezar a verla. Y la semana pasada decidí que era buen momento para comenzar a verla y ya voy por el capítulo 8. Parece que llevo siglos y siglos de historia pero no. Quizá sea ese enganche que tiene la serie. Tony Soprano, capo de la familia, asesino y aún así buena persona, un ser humano normal y corriente que lucha contra el mundo, justo en su medida, como lo es Dexter (o puede que quizá Tony lo sea un poco menos).

Y oh… algo que me maravilla es cómo van tratando absolutamente todas las vidas de los personajes poco a poco: Tony tiene una aventura, pero se enamora de su psiquiatra, ella duda sobre si él es bueno o no, la mujer de Tony casi se lía con su cura, el hijo de emborracha u es castigado, el jefe de la mafia muere y hay que buscarle sustituto: el tío de Tony, él no quiere ser jefe, pero sí mandar, su amante le exige más tiempo, su hija crece y tiene que ir a mirar más universidades, él se declara a su psiquiatra, ella lo achaca a un problema psicológico…

Nunca te cansas, no puedes hacerlo, siempre hay una nueva historia entre los personajes secundarios que te gusta, con la que te identificas, que representa tu vida…

Otro de los detalles que me hace adorar esta serie es la de que a Tony le gusta la historia, así que en sus conversaciones suele hacer diálogos sobre historia. ¿Cuál es mi sorpresa cuando descubro que el protagonista de Los Soprano hace una referencia a uno de los personajes de Roma? (Y es que resulta que Octavio, ése chico rubito, hermano de Octavia, hijo de Atia de los Julio, se convierte en Agosto César. Y que mientras él gobernó la paz reinó sobre Roma y nunca nadie consiguió alcanzar la estabilidad y prosperidad que él logró estando en la cima. Luego dicen que no se aprende viendo series…)

Otro de los nuevos conocimientos que he absorbido ha sido el de que el inventor del teléfono no fue Graham Bell. ¿Sorpresa? Le he preguntado a madre y me dice que éso es mentira. Miro en wikipedia y la enciclopedia libre me da la razón a mí, bueno a la serie… pero aquí os dejo el resumencillo, aunque para más información, aquí.

“Durante mucho tiempo Alexander Graham Bell fue considerado el inventor del teléfono. Sin embargo Bell no fue el inventor de este aparato, sino solamente el primero en patentarlo. Esto ocurrió en 1876. El 11 de junio de 2002 el Congreso de Estados Unidos aprobó la resolución 269, por la que se reconocía que el inventor del teléfono había sido Antonio Meucci, que lo llamó teletrófono, y no Alexander Graham Bell.
En 1871 Meucci sólo pudo, por dificultades económicas, presentar una breve descripción de su invento, pero no formalizar la patente ante la Oficina de Patentes de EE.UU.”

Otro día más y mejor

Anuncios

Un pensamiento en “Mis series de primavera

  1. […] La primera vez que hablé de los soprano fue aquí y la segunda […]

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s