Crítica: The Imaginarium of Doctor Parnassus


Las gafas. Sí.

El dinero. Sí.

Bufanda y paraguas para ir hasta el cine. Sí.

Emocionada por ver la última peli en la que actuó mi amado Heath Ledger. Sí.

El lunes por la noche estaba ya lista y andando a toda leche por las calles de Swansea con dos de mis amigas para ir a ver la película. Llegamos justo cuando se apagan las luces. Posamos nuestros traseros en los cómodos asientos y la pantalla comienza a tomar vida. La magia empieza.

Nos situamos en Londres, donde un viejo hombre, el Doctor Parnassus, está en el escenario de su barraca de feria con su hija, otro chaval y un enano que lleva siendo su compañero desde el principio de los tiempos. Hay un espejo en medio del escenario, o más bien diría una especie de espejo, que nosotros mismos podríamos crear y ponerlo lindamente en nuestros cuartos a modo de decoración, pero he ahí donde se encuentra la imaginación, sacarle brillo a lo común.

La ironía de la película con la realidad es que la primera vez que se ve a Heath Ledger, está ahorcado bajo un puente. No, no murió ahorcado, pero murió. Tony se llama el chico, que al principio dice no recordar su nombre ni quién es. Y es gracias a él que el pobre negocio del buen Doctor vuelve a tener gancho, la gente se pelea por entrar en el Imaginarium, de hecho hay una escena en la que se ve a varias mujeres salir una tras otra del Imaginarium y dan ganas de saltar a la realidad que crea Gilliam para poder probar suerte.

El mayor problema de Parnassus es su ansia por apostar. Apuesta todo, siempre, a riesgo de perderlo todo, siempre. Incluso su hija. Hizo un trato con el diablo, y prometió que le daría a su hija el día que cumpliera 16 años, y a Valentina sólo le quedan cuatro días para éso. Ella ansía libertad, huir de esa barraca que su padre lleva de un lado a otro. Hay un chico de su edad, Anton, que está perdidamente enamorado de ella, pero que no tiene nada que hacer cuando Tony entra en acción.

Fue realmente un gran acierto tener a Depp, Farrel y Law como otros rostros de Ledger cuando visita los sueños de la gente. Yo como futura filóloga a la que entrenan para analizar todo tipo de textos, imágenes y posibles explicaciones de todo lo que el autor quiso decir, podría interpretar esas nuevas caras de Tony como que el personaje no es alguien de quien hay que fiarse, tiene demasiados rostros, no sabemos realmente quién es, ni siquiera sabemos si él lo sabe.

En resumen, ¿la película? Mágica. Yo creo que gustará a todo el mundo, o por lo menos a todo el que vaya sin una ilusión increíble por ver la película y salga del cine infeliz. Sí, merece la pena, te hace soñar/plantearte cuál y cómo sería tu mundo ideal, tu Imaginarium.

El mío tendría millones de libros en los que se podría entrar para visitarlos y fomar parte de ellos, ains… ¡menos mal que existe el cine!

claqueta8claqueta8claqueta7claqueta8claketa3

Anuncios

3 pensamientos en “Crítica: The Imaginarium of Doctor Parnassus

  1. uuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuu

    oseeeeeeeaaaaaaa meeeee muuuuerrrrrrrrrrrooooooo poooooooorrrrrr

    verrrrrrrrrrrrrlaaaaaaaaaaa

  2. Víctor M. dice:

    Todavía no la he visto, pero no me he perdido una película de Terry Gilliam ni cuando estaba con los Monty Python ni cuando dejó de estarlo. La atmósfera tan especial con la que siempre rodea sus películas es una maravilla a la que por suerte o por desgracia soy adicto. Aún disfruto como si fuera la primera vez ‘Las aventuras del Barón Munchausen’ o ‘El Rey Pescador’. Le tengo un gran cariño a Terry Gilliam, y Heath Ledger era un actor sublime al que me hubiera gustado ver en otros muchos papeles.

  3. No puedo encontrar una critica sobre este film…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s