Comer cerezas


Ayer volví. Volví de verdad, para quedarme. No son vacaciones, mi erasmus ha terminado realmente. Y todas esas sonrisas de la gente… están tan fuera de lugar cuando dices que ya te quedas aquí todo el verano…

– ¿Ya no vuelves, no?

– Bueno en septiembre, a ver a Herr.

– Bah, pero éso no cuenta, te quedas aquí estudiando digo.

– Sí, sí…

Salí de fiesta al volver porque eran fiestas de San Juan y todo era tan igual… se repetían las mismas conversaciones que tenían lugar un año antes, las mismas bromas, sí parece que hay gente nueva en al grupo, pero éso es todo. La misma forma de beber, las mismas canciones, los rituales.

Fue duro irse, pero no tan duro como pensé. Mis mejores amigas son y han sido y serán Barbarita y Célinetxu. Barbara tuvo que irse a principios de junio, hacía muchísimo tiempo que no lloraba tanto, lloré al pensar que se iba, lloré al despedirme, lloré cuando me dijo ‘te amo’ con su acento argentino, lloré en la cama cuando pensé que no la volvería a ver al día siguiente y lloré cuando me hacía el desayuno. Estuve triste varios días y notaba su ausencia en todas las conversaciones.

Céline se marchó con el resto de las francesas, uno de los alemanes y el español. No lloré, sé que a Céline la veré antes de que acabe el verano, seguramente irá a vivir a Burdeos y éso son unas 4h de tren. Pan comido. Karlen llora cuando se despide de mí, después de todo, hemos vivido juntas todo el año, le tengo muchísimo cariño, pero Karlen es una de esas personas con las que no sería amiga si viviera aquí. Karlen llora mucho, en brazos de su alemán, que marcha el mismo día con ella.

Y sólo quedamos Olie, Felix y yo (también están Herr y su hermana pequeña que han venido de visita) pero nosotros tres somos de la vieja escuela. Felix y yo nos pasamos los últimos días haciendo los trucos de la nariz todo el rato, a todo el mundo. Todas la noches vamos a Bryn, acabamos en casa de Olie y Felix viendo pelis.

Me despido de ellos y no lloro. Cuando estoy en la cama abrazada a Herr me duermo llorando.

Y ya en el tren me pongo a llorar muchísimo, no lloro por Herr, porque no le veré en siete semanas, sino porque me pongo a recordar cuando llegué con madre. Y preguntamos cómo llegar a Aylesbury, por King Edwards Road, dijo un chico. Recuerdo la primera conversación con Karlen paseando por la playa, nos quedan ocho meses de erasmus, toda una vida. Recuerdo entrar en Bryn y Mor en invierno y quitarme el sombrero, la bufanda y el jersey y dejarlos en una esquina antes de pedir a Fosters, please. Darle muchísimos besos a Céline sólo porque se ha reído con su sonido cantarín. Perderme por Tree Cliff Bay con Céline y con Alessia, y yo tenía ganas de llorar porque también llovía, estaba empapada y llena de barro y sólo quería ducharme con agua caliente. Olie que siempre me mira sonriente y le hago una mueca y le pongo cara de asco, se acerca a mí y siempre dice, we don’t get along, do we? Cuando fuimos todos a casa de Luke en diciembre, antes de que se volviera aburrido porque se pasa el día encerrado en su cuarto con Giulia. Emborracharnos en JC’s que es más barato. Ir a Escocia de vacaciones y hablar, hablar y hablar con Chris en una discoteca en Glasgow. Lloro porque recuerdo reírme con Clem bajo el árbol en Singleton. Todas esas fiestas que hemos hecho en Westbury: los mil cumpleaños, Halloween, la fiesta de dibujos animados, la fiesta hawaiana, la de los sombreros raros, la de super héroes…

Antes de irme no podía pensar en ninguna buena razón por la cual podría estar contenta por volver a Bilbados. Sin mis nuevos mejores amigos, sin estar con ellos todo el rato, sin Bryn, sin mi novio, sin mi independencia… sólo se me ocurría que lo mejor de volver iba a ser comer cerezas.

Y por todas esas veces durante Six Nations, y otras diez mil veces a partir de ese día, nuestro grito de guerra

Erasmus life… todo lo bueno se acaba.

Anuncios

Un pensamiento en “Comer cerezas

  1. Lei dice:

    no se si ponerte esto 🙂 o ponerte esto 😦

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s