The Newsroom. Dios volvió a la tele.


Y por Dios obviamente me refiero a Aaron Sorkin.

Que yo sepa, y no tengo ninguna intención de ir a mirar ahora mismo su bibliografía, Aaron ha escrito como serie Sports Nights que es cómo funciona una cadena que emite noticies de televisión, con líos amorosos y patatín y patatán. Luego llegó El ala oeste de la Casa Blanca, supongo que quien sabe algo de series le sonará o la habrá visto. Esa serie, si pudiera ser real, sería cómo gobernar lo mejor posible un país. Es el gabinete que rodea al presidente y los problemas diplomáticos que puede tener con otros países con sus mismos ciudadanos o con su propia moral. Luego llegó mi amada Studio 60, para mí la mejor serie del mundo, cuya base, parece a Sports Nights es sobre un show de noche como lo es Saturday Night Live.

Y entonces la HBO metió mano (supongo que ganar un Oscar no le hace daño a nadie) y llegó The Newsroom, con los habituales amoríos y enfrentamientos, y cuenta la historia de un noticiario que intenta contar DE VERDAD LO QUE OCURRE. Es gente que quiere transmitir verdad del mismo modo que no quiere formar parte de lo que ahora se considera a un periodista. (Alguien que es más una persona que te entretiene que alguien que te informa).

Todo comienza, al igual que Studio 60, cuando a Will McAvoy le preguntan qué hace de EEUU el mejor país del mundo. Duda un momento y contesta de un modo evasivo. Hasta que ocurre esto.

Y entonces empieza la serie, arranca con muchísima fuerza con los espectaculares, atrevidos e inteligentes diálogos de Aaron Sorkin y la maravillosa baza de actores que componen el elenco de esta serie. Es genial que esté situada en 2010, porque no sólo te permite ser parte de la historia como espectador, sino que comparas tú cómo recuerdas ese trocito de información que ya te dieron hace dos años y cómo te lo tendrían que haber dado (véase, viendo ACB el canal donde The Newsroom da las noticias).

Está Will que es el jefe y presentador, está McKenzie, su ex y su jefa, productora del programa, también está Maggie, la secretaria de Will, Neal, el gilipollas de su novio que también es periodista, Jim segundo productor del programa y quien complica las cosas entre los novios y Charlie, el borracho del jefe de la cadena que lleva pajarita y las cejas muy pobladas.

Podría escribir más líneas sin decir nada más de interés pero mencionando memorables y excepcionales detalles de la serie, así que lo dejaré aquí, insistiendo que lo veáis, además seguro que aprendéis mucho porque es imposible que estéis tan informados como Sorkin en lo que escribe y encima tiene la suerte o el honor para nosotros de ver en la pequeña pantalla.

Se cierra el telón. Comenzad a ver la serie.

//

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s