Festín de cuervos, la transformación de Sansa a Alayne


Aviso a navegantes, voy a hablar del cuarto libro de la famosa serie Juego de tronos. Habrá espoilers.

Seguimos a lo nuestro.

Es bien elegir a mis personajes favoritos, porque son los de la mayoría: Tyrion y Arya. Y lo no tan fácil es decir quién no me ha caído bien (obviando Cersei que por razones psicológicas me encanta leer sus capítulos): Catelyn y Sansa. Son las dos… urgggghhh… Catelyn era siempre todo por la familia y mira chica, siento mucho que te cortaran el cuello, pero se llama karma. Cuidadín con John Snow.

Y Sansa… creo que a Sansa le daría una somanta de tortazos gratuitos por el simple hecho de ser tan damisela. Sí, es una niña. Pero Arya también lo es. Y Sansa nunca está sola, no está sola de verdad como su hermana, no pasa hambre, no debe matar a nadie, sólo tiene que sobrevivir. (Son historias diferentes para personalidades diferentes, lo sé). Pero lo que me mata de rabia es que cuando Sansa recuerda a su familia y piensa que todos andan muertos, nunca recuerda a Arya. Así que entre que Sansa me parece una niñita idiota que debería recibir un tortazo de realidad y lo poco que aprecia a su hermana… tenemos un conflicto de intereses.

Pero en Festín de cuervos, Sansa está alejada de toda protección del reino y por primera vez se da cuenta de que está sola, realmente sola. Han matado a la única familia que ella pensaba que estaba viva, y se aferra al clavo que le ofrece una alternativa a su vida junto a Tyrion y lejos de la reina regente: Petyr.

Sansa tiene un único capítulo en Festín de cuervos, hasta que te das cuenta que Sansa (al igual que Arya) cambia (¡por fin!) de identidad, dejando atrás las niñerías, cursiladas y pajaritos mentirosos.

Alayne se convierte en la chica que dice ser, una bastarda con buena educación, una hermosa adolescente de pelo oscuro. Sansa juega a Alayne y sabe moverse en ese jardín. Conoce cómo visten las criadas, cómo se considera a los bastardos. Sabe perfectamente que tiene que ser Alayne y ser hija de Petyr porque sino, su juego termina y ahora que ha dejado de ser quien era para madurar y enfrentarse a su realidad, su tablón se pone interesante.

Me gusta que Sansa salga de su burbuja de protección y ponga los pies en la tierra. Me gusta que Alayne comprenda que Petyr consigue lo que quiere manipulando a la gente a su alrededor, y que si ella aprende a hacerlo tan eficazmente como él, podrá ser tan astuta como su padre (su nuevo padre, se entiende).

Espero grandes cosas de esta nueva Piedra, olvidada hija de un asesinado Stark, bastarda de un meñique, hermana de una poderosa Jaqen H’ghar y personaje que POR FIN vale por sí misma.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s