Mis chicas Gilmore


Hay series con las que no coincides, es como la gente por la vida. Si yo no hubiera hecho el esfuerzo, jamás me habría visto Twin Peaks, cuando seguro la gente que tiene diez años más que yo, se la ha visto porque era un boom en su momento. (Ahora es una serie de culto). Al igual que mis hijos no verán Popular o Veronica Mars si yo no insisto.

A lo que vamos. Estoy cuidando unos niños a las mañanas, muy, muy de mañana. Llego a su casa a las siete y media de la mañana. Así que aunque el bebé ya está despierto y me hace compañía mientras desayuno, tengo que esperar unas tres o cuatro horas antes de que el bello durmiente decida salir de la cama. Y así fue como conocí a Gilmore Girls. Es en Divinity donde las encontré, de ocho a diez. (Ahora han cambiado el horario y es de 7 a 8 y media, así que he dejado de verla en la tele y veo la serie online). Pero lo importante aquí es que gracias a la tele me encontré con una serie en la que muy posiblemente yo habría podido ser una feliz guionista.

¿Diálogos rápidos? Sí.

¿Temas de chicas pero no demasiado ñoños? Sí.

¿Flores, brillantinas y mucha, mucha literatura? Sí, sí, sí.

Así que por mucho que vosotras, gente sabia que seguramente ya habrá visto esta serie, porque no dejan de pasarla una y otra vez a pesar de que ya tenga sus años, (2000-2007), quiero recomendaros verla.

Tenemos la historia de Lorelei y Rory, madre e hija, mejores amigas que viven en un pueblecito junto a Hartfort, capital de Connecticut. Rory es admitida en un colegio privado que le permitirá llegar a Harvard, pero su madre no tiene suficiente dinero para pagarlo, y por ello, recurre a sus padres, el último de todos los recursos posibles. El problema de Lorelei y de sus padres, es que ella se quedó embarazada a los 16 (y no le hicieron un programa en la MTV) y fue tooodo un insulto para la élite en la que se mueven sus padres. Un bochorno. Una vergüenza. Así que para que su Rory entre en el prestigioso colegio de Chilton, madre e hija se verán obligadas a ir a cena todos los viernes a casa de los Gilmore.

Así empieza la serie, pero también tenemos secundarios adorables: Sookie la cocinera, Michel el recepcionista, Luke el guapo del diner, Lane la fan del rock, la bailarina venida a menos, el concejal pesadísimo o el guapo novio de Rory.

Todo lleno de referencias a libros, películas, música y cultura de nuestra época. Porque Las chicas Gilmore refleja nuestra sociedad y cómo intentamos arrastrar los 90 con nosotras. Esa ropa corta y de demasiados colores, el mundo sin móvil (!!!!!!!) y por supuesto todos los altibajos que tiene nuestra vida (mentira, nuestra vida tiene más monotonía que una serie, pero si fuera como nuestra vida no sería digna de ver).

Aventuraos pues, y darle una oportunidad a esta serie.

Anuncios

Un pensamiento en “Mis chicas Gilmore

  1. YO también la acabo de descubrir y me encanta, estoy super enganchada

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s